UN GRAN PEZ EN UN ESTANQUE PEQUEÑO

CrueloDVil - Un Gran Pez en un estanque pequeño

“ALGUNOS PECES NO SE DEJAN PESCAR. NO ES QUE SEAN MÁS RÁPIDOS O MÁS FUERTES QUE LOS OTROS PECES. ES SÓLO QUE HAN SIDO… COMO TOCADOS POR LA GRACIA”

Antes de cualquier cosa: ¿Se han visto la película?

Big Fish (El Gran Pez en latinoamérica) de Tim Burton es, para mi, una obra maestra en la que voy a dar vueltas a lo largo de este artículo. Si no se la ha visto, le voy a contar una cosa: Edward Bloom se muere al final.

Ahora que me le tiré la película, iré al grano.

Más de la mitad de mi vida la he visto relacionada de algún modo u otro con dicha película, y esta etapa de emprendimiento no es la excepción, pues durante el filme hay una serie de situaciones que hacen alusión al emprendimiento, no obstante una de las situaciones me resulta particularmente importante; aquella que habla sobre el gran pez en el estanque pequeño.

Al principio de la historia vemos que Edward Bloom sufre de una condición que lo hace crecer demasiado rápido para ser un joven de su edad, debido a esa alteración se ve en la necesidad de pasar por terapias que lo obligan a estar postrado en una cama por tres años. Ahí Edward se encuentra con un libro que habla sobre el capín; un pez bastante particular que lo lleva a reflexionar sobre sí mismo. En ese momento el protagonista nos narra:

“Si se guarda en un pequeño recipiente, el pez crecerá mucho. Si tiene más espacio, puede duplicar, triplicar o cuadruplicar su tamaño. Se me ocurrió que tal vez el motivo de mi crecimiento desmesurado era que estaba destinado a hacer cosas enormes. Después de todo, un hombre gigante no puede tener una vida de tamaño normal”.

Luego de esa revelación, Edward Bloom inicia su aventura y así como él (y yo), espero que usted también evalúen su entorno, sus miedos y todo lo que lo mantiene alejado de su gran aventura.

No dudo que todas las personas (realmente no todas) tienen millones de ideas, sueños y metas en su cabeza, pero algunos demonios los atan y les impide alcanzarlos; entre muchos otros, la pereza, el temor a lo desconocido, la “falta de recursos” o el peor de todos los demonios: La Zona de Confort. Estos demonios construyen personas mediocres, ignorantes y conformistas que de a pocos intoxican la sociedad. He ahí los verdaderos demonios que deben ser eliminados.

Regresando a Big Fish, Edward Bloom llega accidentalmente a un pueblo llamado Spectre; un lugar donde el suelo es suave, el clima no es ni muy cálido ni muy frío, la comida es agradable, la compañía es acogedora y las noches son de fiesta. Desde mi perspectiva, Spectre es un referente directo a la maldita zona de confort, pues pasar el resto de los días ahí sería un sueño hecho realidad. ¡Comida agradable! ¿Qué más se le puede pedir a la vida?. Aunque pese a todos los intentos de los habitantes de Spectre por retener a Edward en el pueblo, él detiene la fiesta y dice:

“Este pueblo es más de lo que podría soñar cualquiera. Y si al final acabara aquí me consideraría afortunado. Pero la verdad es que aún no estoy preparado para acabar en ninguna parte”.

Claro, sería sencillo quedarse ahí, pero nuevamente Edward nos demuestra que está destinado a llegar más lejos. Deja atrás todas las comodidades de Spectre, se despide de todas las amistades que logró durante su estadía en ese paraíso y continúa su larga travesía. Adiós zona de confort.

De igual manera, todos tenemos que identificar nuestra zona de confort y hacer lo posible por acabarla; el cambio es bueno aunque nos aplaste con toneladas de miedo. Sin embargo hay otro demonio que vamos a encontrar en el camino: El Fracaso. Nadie está exento de caer en él (y si, es duro), pero lo importante es aprender la lección, levantarnos para continuar y no permanecer o “morir” ahí derrotados.

Incluso Edward Bloom; un tipo destinado a la grandeza, se ve derrotado por las situaciones y recibe un muy mal consejo: “Eras un pez grande en un estanque pequeño, esto es el océano y te estás ahogando. Vuelve a Villacharca. Allí serás feliz”, y aunque todo parezca perdido, Bloom decide continuar y trabajar más fuerte aún para alcanzar lo que desea.

Un día como cualquier otro, mientras Edward, una chica apareció entre la multitud, Sandra Templeton; rodeada de un aura y una belleza que inmediatamente enamoraron al protagonista, y aunque él no pudo siquiera cruzar palabras con ella, el dueño del circo le propuso un negocio donde Bloom recibiría información de ella a cambio de su servicio en el circo. El joven trabajó por meses hasta que obtuvo suficiente información para ir a encontrar a Sandra. Viajó por todo Estados Unidos hasta alcanzarla y con su particular forma de ser le propuso matrimonio. La chica estaba sorprendida pero todo el sacrificio de Edward Bloom valió la pena, pues ella aceptó.

No crea que la historia acaba ahí; Edward Bloom se vio en mil y un situaciones más que truncaron el camino para alcanzar sus sueños, pero no desistió, pues su meta era vivir con aquella chica en una casa con una cerca pintada de blanco.

Ahora trayendo la historia de Big Fish a nuestro contexto, quiero que vea que no es sencillo iniciar, mantenerse y concluir; miles de pruebas nublarán nuestro camino y la meta parecerá lejana, pero como Edward, nosotros debemos enfocarnos en nuestra propia Sandra Templeton.

Yo también estoy en pleno proceso de crecimiento y espero alcanzar una meta que aún parece distante, pero eso no significa que deba volver a Villacharca; significa que debo luchar con más fuerza.

Nuestra meta cómo emprendedores es, entonces, mantener firme la convicción de alcanzar una meta; no dejarnos caer en la derrota o la zona de confort, sino convertirnos en ese gran pez. No se trata de ser el más inteligente, el más fuerte el más hábil, sino convertirnos en el más persistente. Tal vez un método no haya funcionado, pero hay miles restantes por intentar. Si persiste y es dedicado, algún día va a llegar a su propia casa con una cerca pintada de blanco.

 

La mejor de las suertes.

4 comentarios en “UN GRAN PEZ EN UN ESTANQUE PEQUEÑO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s