HISTORIA DE THEO: PRÓLOGO

CrueloDVil - Historia de Theo - Prólogo

A VECES EXTRAÑO A MIS PADRES

 

Papá y mamá; unos sujetos profundamente enamorados, idealistas y un tanto crédulos. Era cuestión de tiempo para que ese par se enamorara.

Theodore Fontaine, mi papá, fue un estudiante promedio de Aix-Marsella, dónde ya cursaba los últimos semestres, era amado por muchos y odiado por pocos, pues siempre fue un tipo particularmente entregado a la naturaleza; la clase de sujetos que conocemos como hippies y que amaban autodenominarse “hijos de la revolución”.

Fleur, mi madre, la joven estrella que sobresalía entre los demás estudiantes. Deseada por muchos y odiada por muchos más. La envidia mundana se hacía evidente cuando Fleur entraba al salón. Sus ojos esmeralda resplandecían perfectamente posados en su pálido y simétrico rostro; un rostro enmarcado por cabellos negros como el petróleo, el cual se posaban con hondas delicadas sobre sus hombros. La armonía de la presencia de Fleur sólo se veía contrastada con unos labios rojos y carnosos, que a pesar de mantener un gesto neutro, mostraban una leve sonrisa constante.

Durante su baile de graduación de Aix – Marsella, Theodore reunió todas sus fuerzas, caminó directo hacia Fleur y le declaró sus sentimientos. La chica estaba estupefacta, pues siempre sintió la misma atracción hacia él. Mi papá me cuenta que aquella noche fue una noche mágica donde ambos decidieron iniciar su hermoso amorío. Compartían ese ridículo y empalagoso amor por la naturaleza, disfrutaban las cosas sencillas, eran felices y para ellos parecía que nada podía ser mejor. Por otro lado, mi mamá siempre fue una mujer descomplicada con sus palabras y según ella no pudieron resistirse a los seductores tonos de la luna, consumando su amor una noche de eclipse lunar sobre el pasto y pequeños dientes de león.

Vaya cosas para contarle a su hijo.

Después de nueve meses sin sobresaltos aparecí yo; Theodore Fontaine Jr., en un hogar tranquilo, cálido y lleno del amor que sólo una familia puede entregar. Diría que fui criado para ser un buen niño… o eso pensaría cualquiera a excepción mía. Para mi, vivir con esos dos hippies insoportables sólo me causaba nauseas. Pero por suerte los maté, aunque no puedo negar que a veces los extraño.

¿Pero qué son estos modales?; me presento: Mi nombre es Theo Le Brun, vampiro miembro del clan Toreador, idealista como esos sujetos que se hicieron llamar “mis padres”, visionario, ambicioso y líder de RavenQueen. Hace muchos años fui conocido como Theodore Fontaine, pero eso es cuestión del pasado.

Esta es mi historia.

3 comentarios en “HISTORIA DE THEO: PRÓLOGO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s