La indescriptible dama ha llamado a la puerta

indescriptible dama - d'vil

Ha llegado.

Su delicada mano llamó a la puerta durante los últimos días, pero yo me negué a atender sus caprichos, pues todos me han advertido que no debo estar con ella pero, sin embargo, es insistente y maliciosa.

Llama, llama y llama, y aunque ocupe mi atención en cualquier otra actividad, su llamado se hace cada vez más intenso e insoportable.

Ella es paciente.

Pone obstáculos en mi andar y, aunque me lo proponga, tarde o temprano me hará voltear a mirar.

No lo he logrado… hoy he cedido a su seductor aroma; manzana y canela, la dulce esencia de la perdición. Le he permitido cruzar el espectro y ahora está en el interior de mi frágil morada.

Quise ahondar en descripciones y brindarte una mejor imagen de ella, pero, a pesar de contar con la habilidad de escudriñar hasta en los detalles más diminutos y atiborrar mis textos en adjetivos, ella ha robado mis palabras.

Asimismo, aunque me considero un escritor diestro, hoy no se me permite estructurar ideas consecutivas en párrafos extensos; solo frases y frases unidas sin parsimonia o elegancia alguna.

Cuando tomé la pluma y me dispuse a escribir sobre estas hojas raídas, quise hablarte sobre una reina y un cuervo, pero el incesante llamado de aquella dama ha destruido mi inspiración y con ella todo rastro de imaginación.

Cada golpe en la puerta sonaba a insuficiencia, desorden, incertidumbre, soledad, miedo y rencor. Pero ellos, a pesar de tener su propia melodía, no disfrutaban de un espacio para cantar individualmente, sino que sonaban al unísono.

Caos.

Lamento estas líneas tan toscas y poco sofisticadas… lamento ser yo y no tener el temple suficiente para mantener la puerta cerrada, o incluso para reforzar sus bases.

Esto me hace pensar que es ella, tal vez, la verdadera reina sobre quien debí escribir en primer lugar. Su conocimiento, paciencia y absoluta sutileza la convierten en la inquebrantable monarca que conduce al implacable ejército que siempre resulta triunfando sobre mí.

Sin embargo, eso me lleva a pensar que, en consecuencia, yo soy el cuervo de la historia. El extraño ser que se ha posado silencioso para contemplar y comprender a la reina a una distancia segura, pero que ha sido víctima de sus encantos y ahora abre sus alas para volar libre entre todas las intrincadas verdades que la hacen realidad.

La Reina y el Cuervo; un cuento que inicialmente concebí como una historia de amor y empoderamiento, hoy no es más que un burdo símil de sinsabor y temor.

Escribo porque se supone que entre las letras podré lavar las aflicciones que turban mi alma, pero con ellas solo consigo abrir las puertas de los laberintezcos pasillos del palacio de la reina, cuyos sórdidos despachos me conducen cada vez más lejos de lo que soy y de lo que quiero.

Ahora el llanto de mi alma hace coro con el frío silencio de aquella indescriptible dama, congelando mi interior y provocando indiferencia absoluta. Lo único que me recuerda que soy una criatura viviente y no un autómata, es el punzante e intermitente dolor que aqueja a mi vergonzoso cuerpo… un cuerpo del que necesito escapar.

Su majestad, ahora me dirijo a usted;

Si desea arrebatarme el alma, hágalo. Pero no olvide también llevarse mi consciencia, pues no concibo la existencia de la una sin la otra.

Hágalo si tal es su voluntad, pero le ruego que lo haga pronto. No quiero decepcionarla cuando mi alma y mi consciencia se desvanezcan por completo y solo quede un cuerpo deshabitado por el que aquella otra dama tanto ha estado esperando.

5 comentarios en “La indescriptible dama ha llamado a la puerta

  1. “Sin embargo, eso me lleva a pensar que, en consecuencia, yo soy el cuervo de la historia…”

    La sensibilidad de la vida vista desde la distancia al percatarse de la realidad.

    Gracias D’vil.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s