Blog

CAPÍTULO 13: PARA ANA

Hoy recorro mis pasos accidentados.

Catorce años después de haber sido despedido de estas tierras, acusado de crímenes que no quise cometer.

Hoy, andando con la muerte a cuestas, vuelvo a posar Najac y, muy a mi pesar, te he vuelto a ver.

Ana. La torpe Ana de andares tontos.

Hoy, sin saberlo, me has recordado que no todo es penumbra, y aquí, desde esta ventana, te contemplo y comprendo que tu vida es, quizás, la única con la que no quiero acabar.

LOS AMANTES

Se levantan, una pequeña columna de luz entra por la ventana, sus espíritus bostezan y lentamente se acercan al espejo, uno luminoso, aquel que fue testigo de los pensamientos más humildes y eróticos que genera la noche…

– Por Felipe Henao Castillo –

CUENTO DE HALLOWEEN: LAS CALABAZAS DE MINA

Mina acababa de renunciar a su tortuoso trabajo, un extraño sentimiento entre la paz y la duda se mezclaba con la leve borrachera que ya empezaba a apoderarse de ella. Había bebido tres o cuatro copas de vino mientras oía música suave y tallaba rostros sobre las calabazas de Halloween; las mismas que iban a decorar su jardín esta noche.